miércoles, 15 de mayo de 2019

Froilán con sus últimas gamberradas

Froilán pone en jaque a Casa Real y Letizia Ortiz con sus últimas gamberradas

Froilán, el hijo de la infanta Elena siempre se ha caracterizado por ser el nieto rebelde de los ahora reyes eméritos. Si bien de pequeño ya apuntaba maneras, desde hace algún tiempo, Froilán podría haber hecho caso omiso a las normas de Zarzuela por meterse en algún que otro lío.

El más rebelde de los nietos de Sofía y Juan Carlos I


Con tan solo seis años, el hijo de la infanta Elena y Jaime de Marichalar ya comenzó el que sería un largo expediente de gamberradas. Durante la boda de su tío Felipe y Letizia Ortiz, Froilán le propinó una patada a su hermana Victoria López de Quesada durante la celebración de la ceremonia en la catedral de La Almudena.
Sin duda, este fue un gesto que pasó a la historia y que marcó un antes y un después. En 2013, Froilán volvió a las andadas e intentó clavarle un pincho moruno a su primo, Pablo Urdangarín, después de darle un cabezazo. El incidente tuvo lugar en verano durante la celebración de un curso de vela en Palma de Mallorca al que asistían los dos sobrinos de doña Letizia.

La manifestación en Colón a la que acudió Froilán


El pasado 10 de febrero, el nieto de los reyes eméritos acudió a la manifestación convocada por Partido Popular, Ciudadanos y Vox. A pesar de que Froilán trató de pasar inadvertido, tal y como publicó LOC, finalmente se ha sabido que el sobrino de doña Letizia estuvo presente en la movilización.
Según desvela LOC, llevaba una chaqueta verde, unos vaqueros rasgados y una gorra. Froilán estaba acompañado por un grupo de amigos, con los que se dirigió a la madrileña plaza de Colón en la que tuvo lugar la concentración que tenía por lema ‘Por una España unida, ¡elecciones ya!’. Pero, ¿tenía permiso Froilán para acudir a la manifestación?

Todos estaban avisados


Según cuenta el periodista Javier Negre en La Otra Crónica de El Mundo, nadie impidió que Froilán acudiera a la concentración. Al parecer, el joven habría informado a sus padres y también a Zarzuela de que iba a ir a la manifestación en contra del Gobierno. Un encuentro que, según datos de la Policía Nacional congregó a 45.000 personas y, según los convocantes, PP y Ciudadanos, reunió a unas 200.000.
Sin embargo, la agencia EFE afirma que es “un extremo que niegan desde Zarzuela, que afirma no haber recibido aviso previo sobre la asistencia a la protesta del nieto del rey Juan Carlos I“. Sea como fuere, lo que seguro que no fue del agrado de la Casa Real fue el hecho de que, según explica Negre, Froilán se encargara de vociferar en contra de Pedro Sánchez y también de Puigdemont.
algún que otro lío.

Las salidas nocturnas de Froilán, Casa Real


Froilán nos tiene acostumbrados a todo tipo de trastadas desde que era pequeño. Sin embargo, con los años esas travesuras han ido yendo a más. Hace un par de años, el sobrino de los Reyes protagonizó una discusión a la salida de una discoteca. “¡Ten cuidadito! No me toques”, le dijo Froilán a un joven.
Las imágenes pronto vieron la luz y se emitieron en televisión. “¿Qué me vas a pegar tú? ¡Tócame!”, decía el hijo de la infanta Elena. “Eres el nieto del Rey, no te voy a tocar. Pero tócame… entonces es defensa propia”, le respondía el otro joven. Sin embargo, parece que Froilán tenía ganas de continuar con la discusión. “Me estás empujando tú. Yo no te estoy tocando. ¡Ten cuidadito! No me toques”, insistió el sobrino de Letizia.

El enfrentamiento de Froilán en el AVE por defender a las reinas

Casa Real
A pesar de que no es el escándalo más sonado de nuestra lista, es uno que ha ocurrido hace apenas unos días. La historia es que Froilán se encontraba en un AVE de camino a Málaga y escuchó una conversación que le puso de los nervios.Esta conversación, que estaba capitaneada por Ernesto Alba, el secretario general del Partido Comunista en Andalucía, hablaba de las dos reinas y de su enfrentamiento.
Froilán les dijo que le ‘daban asco’. Los políticos le preguntaron si le ocurría algo o si tenía algún problema, a lo que el joven les contestó lo siguiente: “¿Qué os pasa a vosotros con esa risita que tenéis?”. Froilán nunca duda en defender a sus familiares, aunque esto provoque más de un escándalo.

Victoria Federica y Froilán, dos polos totalmente opuestos


Mientras que Froilán siempre ha sido bastante conflictivo, su hermana Victoria Federica ha sido todo un ejemplo. Apasionada de la hípica y de la música clásica, siempre se ha sabido que es la nieta preferida de los ahora reyes eméritos. Sin embargo, conforme ha ido creciendo se le han ido pegando algunos comportamientos de su hermano.
El pasado mes de septiembre, Victoria Federica no tuvo una actitud del todo ejemplar “durante la inauguración del que promete convertirse en uno de los restaurantes de moda de la capital la próxima temporada”. Al parecer, “la hija de la infanta doña Elena abandonó el local tras mantener una acalorada discusión con un joven”. Un hecho aislado ya que, de momento, Victoria Federica no ha vuelto a protagonizar ninguna situación similar.

La gran peineta de Froilán



No tardó demasiado tiempo en demostrar Froilán el tipo de personalidad y carácter que gastaba. Su afrenta contra los medios de comunicación viene desde bien pequeño. Odia que los paparazzi hagan su trabajo e incluso haciendo posado oficial, ha llegado a sacar los pies del plato.
En una ocasión incluso reprendió a los reporteros mientras posaba con su familia preguntando: “¿no os cansáis?”. Su descontento con la prensa hizo que Froilán les llegase a dedicar una peineta, levantando su dedo corazón y haciendo como que se rascaba la cabeza.

El disparo en el pie


Froilán, Casa Real está más que acostumbrada a echarse las manos a la cabeza por las polémicas del sobrino díscolo del Rey. A la edad de 13 años, Froilán se autolesionaba con un disparo en el pie: “Froilán, hijo de la infanta Elena, se ha disparado a sí misma de forma accidental”.
Zarzuela salió al paso y emitió un comunicado en el que explicaba que “estando en el patio de la casa, acompañado de su padre, se le disparó una escopeta de pequeño calibre (calibre 36), causándole una herida en el pie derecho”. El uso de ese tipo de armas está prohibido en España hasta cumplir 14 años, lo cual ocasionó aún más revuelo.

El coqueteo del rey Juan Carlos con una famosa

Bombazo: El coqueteo del rey Juan Carlos con una famosa delante de la reina Sofía que acabó en insultos


A pesar de que hace unos días pudimos ver al rey Juan Carlos y la reina Sofía en actitud muy cómplice, se acaba de descubrir la nueva supuesta infidelidad del emérito con una socialité muy conocida que echaría por la borda cualquier acercamiento entre el matrimonio.


Una relación que se tambalea


No es nada nuevo decir que hace muchos años que Juan Carlos y Sofía hacen vidas separadas. Cotilleo.es ha publicado, en numerosas ocasiones, las vicisitudes que ha atravesado el matrimonio en los últimos años. Desde los cacareados desplantes del ex Jefe del Estado a su mujer, las supuestas infidelidades protagonizadas y otros escándalos de índole económica que habrían impedido que el matrimonio continuara como se esperaba. Eso sí, lo que está claro es que doña Sofía habría antepuesto su papel institucional a su propia felicidad, tal vez evitando mayores polémicas y protegiendo a sus hijos, sobre todo a Felipe, con el que ahora mantendría también una relación complicada.
A pesar de que en los últimos días hemos hecho referencia a la imagen de cordialidad y complicidad entre los eméritos, lo cierto es que Pilar Eyre ha descubierto una nueva supuesta infidelidad de Juan Carlos que provocaría un nuevo escándalo. Sobre todo porque la escena, según la periodista, acabó en insultos.

Deslealtad en público a doña Sofía


Cuenta Pilar Eyre en su blog de Lecturas que hace no demasiados años el rey Juan Carlos protagonizó una escena de deslealtad en casa de Alessandro Lequio. Se trataba de una comida en la que estaba Pitita Ridruejo que, según la periodista, empezó a contarle a la reina Sofía sus apariciones marianas de El Escorial. Amante de las artes esotéricas y de lo paranormal, la reina Sofía seguía ensimismada el discurso de la aristócrata. Sin embargo, explica Pilar Eyre que la escena acabó siendo del todo rocambolesca. Juan Carlos, que estaba situado en el otro extremo de la mesa, estaba acompañado por una socialité muy famosa: Antonia dell’Atte. Según su información, el rey “que estaba coqueteando con Antonia”, insultó a la reina Sofía al enterarse de lo que estaba hablando con Pitita: “¿Quieres callarte de una puñetera vez? ¿No ves que esa boba se lo cree todo?”.
Se trata de un episodio más de los muchos que, al parecer, habría vivido la reina Sofía desde que decidió casarse con el rey Juan Carlos. Un matrimonio cargado de situaciones dolorosas que han hecho mella en la reina. Sobre todo el día que le descubrió infraganti con otra.

Con las manos en la masa


 La reina emérita ha sufrido mucho. A pesar de que de cara a la galería todo eran sonrisas, de puerta para adentro su vida ha discurrido entre lágrimas. Muchos de estos disgustos habrían sido provocado por las infidelidades del rey emérito. “El suyo fue un matrimonio por amor, ella se casó enamorada, pero él no. Creo que el Rey jamás ha estado verdaderamente enamorado”, cuenta Jaime Peñafiel en la revista Pronto. Secretos que salen ahora a la luz en Los 80 años de Sofía, libro escrito por el periodista con motivo del 80 cumpleaños de la reina emérita que tuvo lugar el pasado noviembre.
Asimismo, Peñafiel relata que doña Sofía lo ha pasado muy mal desde que contrajo matrimonio. “No entiendo que Sofía esté enganchada al hombre que la ‘maltrataba’ psicológicamente, quien más la ha hecho sufrir”, cuenta el periodista. “A los dos meses de convertirse en reina, y tras descubrir una infidelidad con sus propios ojos en febrero de 1976, se fue a la India con sus hijos, a Madrás, donde vivía su madre, con la idea de no volver a España”, añade Peñafiel. Lo más sorprendente de todo es que doña Sofía fue testigo de dicha infidelidad con sus propios ojos. “Había querido darle un sorpresa a su marido, fue a verlo a una cacería en Toledo y se lo encontró en la cama con una señora”, relata Peñafiel.
Siempre se ha hablado de los líos de faldas del rey Juan Carlos. Pero, ¿qué ha pasado durante todo este tiempo con la reina Sofía? ¿Han pasado otros hombres por su vida?

Los otros hombres de doña Sofía


El nombre de Sofía nunca ha estado ligado a la palabra infidelidad. Sin embargo, muchos habrían sido los hombres que se habrían fijado en doña Sofía. Entre ellos figuran el del presidente de Cruz Roja Enrique de la Mata Gorostizaga o el de Muhammad Yunus, un economista indio, creador del microcrédito y fundador del Banco de los Pobres. Sin embargo, tal y como cuenta Peñafiel en la entrevista concedida a la revista ProntoSofía solo tuvo ojos para don Juan Carlos. “Es una mujer muy romántica, se enamoraba de actores que veía en el cine… y tuvo un noviete en su juventud. Nada más. Ella ha dicho siempre que el único y gran amor que ha tenido es su marido”.
Sin embargo, a principios de 2018 saltaba la noticia de que doña Sofía y Alfonso Díez, el viudo de la duquesa de Alba, podrían estar manteniendo una relación sentimental. Según varios periodistas, la reina emérita y Alfonso se escribían por carta, se llamaban por teléfono, se mandaban mensajes, e incluso se habrían producido un par de encuentros entre ambos a las afueras de Madrid. Algo que, según Peñafiel, “fue un rumor ridículo”. “Alfonso se sintió tan afectado por el chisme que sufrió un derrame ocular a causa de la subida de tensión producida por el disgusto”, cuenta el periodista.

Don Juan Carlos y doña Sofía, protagonistas de una bomba informativa

Don Juan Carlos y doña Sofía, protagonistas de una bomba informativa que lo cambia todo


Don Juan Carlos y doña Sofía han celebrado cincuenta y siete años de casados. Un aniversario muy diferente a otros. Y es que la pareja es protagonista de una bomba informativa que lo cambia todo. El suyo ha sido un matrimonio complicado, salpicado por las amigas especiales de él. Sufrimiento y lágrimas para ella. Y tres hijos que han sido testigos directos de una malísima relación entre sus padres. ¿Qué han hecho don Juan Carlos y doña Sofía para ser protagonistas?


La bomba informativa de Juan Carlos y Sofía

Cumpleaños reina Sofía
 Don Juan Carlos y doña Sofía han sorprendido al mundo con un cambio de tercio. Y es que en los últimos tiempos se les ha visto cómplices y divertidos. La pareja ha coincidido en diversos actos mostrando una gran sintonía. Risas y conversaciones en la oreja han sido la tónica de las últimas salidas de los reyes eméritos. Sin duda, algo ha cambiado tras el ochenta cumpleaños de doña Sofía. El rey emérito se negó a asistir y hubo que emplearse a fondo para convencerle.
Las infantas Pilar y Margarita fueron las encargadas de hacer cambiar de parecer a su hermano. Don Juan Carlos no quería asistir porque estaba muy molesto con su mujer y su hijo. Creía que maniobraron en su contra para forzarle a abdicar. Sin duda, un mal trago que pesa como una losa sobre don Juan Carlos. Jamás pensó en ceder la corona a su hijo pero se vio obligado por las circunstancias.

La luna de miel de los eméritos


Todo indica que don Juan Carlos y doña Sofía han encontrado el punto justo a su relación. Ya pueden compartir espacio sin peleas ni malas caras. Eso no significa que vayan a ser una pareja al uso. Como dijo la reina en su día, “Somos compañeros de viaje”. Existe un lazo muy fuerte que les ata de por vida: la Corona. Eso está por encima de todo, de ahí que doña Sofía haya aguantado carros y carretas.
Se comenta que don Juan Carlos habría pedido perdón a su esposa por su comportamiento. Esto, unido a otras formas, habría propiciado la luna de miel que vive la pareja. El emérito ha aceptado que su destino está unido al de Sofía y que mejor llevarse bien que mal. Por tanto, ha puesto de su parte para que puedan entenderse. La reina, por su parte, se muestra relajada y encantada con la situación.

Juan Carlos y Sofía versus Felipe y Letizia


Don Juan Carlos y doña Sofía están hartos de la hostilidad de Letizia. Personas cercanas a ellos han confirmado que se arrepienten de no haber insistido más a don Felipe para que meditara la decisión de casarse con Letizia. Especialmente arrepentida está la reina emérita, que dio el brazo a torcer llevada por el gran cariño que siente por su hijo. Creyó que la periodista asumiría su nueva vida con profesionalidad. Sin embargo, ha visto que para doña Letizia prima lo personal sobre lo institucional.
Lo cierto es que Zarzuela es un hervidero. Don Juan Carlos y doña Sofía se muestran remisos a acatar las indicaciones de don Felipe. Esto ha hecho que la relación entre ellos se resquebraje. El asunto es preocupante porque doña Sofía jamás había cuestionado las decisiones del rey. Sin embargo, ahora, todo es diferente. Los eméritos están cansados de ser peones que Letizia mueve a su antojo. Lejos de reconsiderar su actitud, la reina actúa con poca generosidad y se reafirma en que está haciendo lo correcto.

viernes, 5 de abril de 2019

La venganza de la reina Sofía

Doña Sofía consuma su venganza contra don Juan Carlos y Letizia y los hunde




Doña Sofía vive una de sus mejores épocas. Está rejuvenecida e irradia felicidad. Ha conseguido coger el timón de su vida y ya nada ni nadie puede hacerla zozobrar. Y es desde esta tranquilidad que la reina ha ejecutado su venganza contra don Juan Carlos y doña Letizia y los ha hundido. ¿Qué ha ocurrido? Te lo contamos a continuación.

Los enemigos de doña Sofía

Familia Real
 Doña Sofía atraviesa un buen momento. Es ella quien domina la situación. Ha tomado las riendas de su vida y hace lo que quiere. Es desde esta tranquilidad que ha conseguido devolvérsela a sus grandes enemigos. La lista está encabezada por don Juan Carlos y doña Letizia. El primero ha conseguido amargarle la vida a la reina a fuerza de desprecios y humillaciones. Lo único que tienen ya en común son tres hijos. En las reuniones familiares tan solo se habla de cosas livianas. Es como si todos trataran de evitar la tensa realidad desarrollando esta pantomima que sorprende a quienes han sido testigos de primera fila.
En cuanto a doña Letizia, también ha puesto su granito de arena para complicar a su suegra. Lo cierto es que doña Sofía se ha visto sorprendida por ciertos comportamientos que su nuera ha tenido hacia ella. Entre otras cosas, lo que más duele a la madre don Felipe es lo relativo a sus nietas. Sofía y Leonor pasan mucho tiempo con su abuela materna y muy poco con ella. En este punto, la obsesión de Letizia ordena y manda.
Doña Sofía vive una de sus mejores épocas. Está rejuvenecida e irradia felicidad. Ha conseguido coger el timón de su vida y ya nada ni nadie puede hacerla zozobrar. Y es desde esta tranquilidad que la reina ha ejecutado su venganza contra don Juan Carlos y doña Letizia y los ha hundido. ¿Qué ha ocurrido? Te lo contamos a continuación.
La venganza de la reina Sofía
Doña Sofía está sacando partido a su estupendo aspecto físico. Es una mujer que siempre se ha cuidado mucho. Lleva una dieta equilibrada, camina con frecuencia y no hace excesos. El resultado, que luche maravillosa mientras que don Juan Carlos es puro achaque. Tiene la movilidad muy reducida y le cuesta un mundo desplazarse. Lo cierto es que cada vez que la reina acude a un acto público todo son halagos y comentarios sobre lo bien qué esta.
En el otro lado de la orilla, don Juan Carlos, de quien poco o nada se sabe. En su última aparición tenía un ojo visiblemente alterado producto de una intervención. El bastón se ha convertido en su fiel compañero y necesita apoyarse en alguien para caminar. De hecho, don Juan Carlos se enfadó mucho cuando la familia al completo tuvo que posar para la foto del ochenta cumpleaños de doña Sofía que se dio a los medios. El bajar los escalones para situarse en el lugar señalado fue un calvario. Rechazó la ayuda que le prestaron. Su humor se vio también afectado por el hecho de tener que estar de pie hasta que todo estuvo dispuesto para disparar la cámara.

Doña Sofía hace sombra a Letizia

Durante los días que los reyes han estado en Argentina, doña Sofía ha brillado en los eventos a los que ha acudido. Ha dejado muy claro que hará lo que esté en su mano para aminorar los efectos del paso del tiempo. El enrojecimiento de sus ojos puede ser debido a alguna alergia o bien a que se haya sometido a algún tipo de tratamiento para borrar las arrugas de esa zona.
Lo cierto es que ya hace tiempo que doña Sofía se ha apuntado a la moda de la medicina estética. El resultado es una apariencia acorde a su edad pero revitalizada. En cuanto a pasar por el quirófano no es partidaria, y más cuando su madre falleció tras una exitosa intervención relacionada con la mejora de la zona de los párpados. Estaba ya en la habitación del hospital cuando le sobrevino una parada cardiaca.

Los caprichos de doña Sofía

A doña Sofía le encanta comprar. No se resiste a entrar en una tienda e irse con las manos vacías. La reina también tiene sus caprichos y hay que dárselos. Por ejemplo, hace un tiempo se enamoró de un determinado coche e hizo llegar el mensaje a quien correspondía. El vehículo en cuestión no se fabricaba en España y la firma automovilística tuvo que mandarlo traer para no contrariar a la reina.
La  fortuna de la reina Sofía es incalculable. Durante el tiempo que don Juan Carlosmanejó el timón en Casa Real, no había control en cuanto a regalos. La cuestión es que muchos fueron generosos con los reyes. Han trascendido los manejos que el rey emérito hizo de su patrimonio. Se habló de cantidades importantes depositadas en paraísos fiscales resguardadas por testaferros. La reina no ha sido ajena a estos movimientos. Debido a la mala relación con su marido, tejió una red en Zarzuela de colaboradores leales que la han tenido puntualmente informada.
 
 

martes, 19 de marzo de 2019

La última decisión de Letizia Ortiz sobre sus hijas

La última decisión de Letizia Ortiz sobre sus hijas que provoca un cisma en su matrimonio

Por todos es sabido que la reina Letizia roza la obsesión cuando hablamos de la educación de sus hijas. Lo que no esperaba la asturiana es que estas desmedidas reglas que tienen que seguir Leonor y Sofía podrían volverse contra ella. Su control ha sobrepasado todos los límites y esto puede suponer una grave crisis en su matrimonio con Felipe VI.
 

La revolución de la monarquía

Felipe Letizia anuncio compromiso
Estábamos acostumbrados a verla en la pequeña pantalla, pero no conocimos a la verdadera Letizia Ortiz hasta que apareció por primera vez al lado de Felipe de Borbón. En esta primera toma de contacto supimos que estábamos ante una mujer con un fuerte temperamento. Tanto, que en su presentación oficial como nuevo miembro de la familia real fue capaz de saltarse el protocolo. Cabe recordar que mandó callar al heredero al trono delante de la prensa, que no daba crédito a lo que estaba sucediendo. Pero eso fue solo el comienzo de una historia en la que se ha puesto por voluntad propia en el punto de mira en diversas ocasiones.
Su parte más exigente la hemos visto a raíz de ser madre. El nacimiento de la princesa Leonor y la infanta Sofía, ha hecho que su carácter perfeccionista y controlador sobrepase todos los límites establecidos. Letizia vigila cada movimiento de las menores, a las que impone unas estrictas normas que incluso afectan a los niños y niñas que las rodean. Sigue leyendo para situarnos en el momento que la Reina llegó al temido punto de no retorno.

El origen de su obsesión


Letizia detesta que su vida privada haya pasado a ser de dominio público. Detesta que la gente conozca detalles de su día a día y mucho menos de su pasado. Esto le ha llevado a imponer una estricta ley del silencio a todas aquellas personas que de una forma o de otra están cerca de ella. No quiere que ningún miembro de la familia Ortiz Rocasolano hable con los periodistas, aquellos que un día fueron sus compañeros.
Además, la muerte de su hermana menor hizo que se volviera aún más recelosa de su intimidad y de la de los suyos. Cabe recordar que se especuló mucho con que el fallecimiento de Érika se produjo porque la joven no aguantó la presión social que suponía tener la misma sangre que la nueva Reina. Esto, sin duda, ha dejado marcada a Letizia, que ha traducido todo eso en un control desmedido con sus hijas. Lo que no imagina es que eso puede traerle serias consecuencias…


 

La obsesión sin límites de Letizia

Leonor y Sofía
En las últimas semanas hay un tema que está dando la vuelta al mundo. Según desvelaba Pilar Eyre, la princesa Leonor y la infanta Sofía no hacen la misma vida que la del resto de sus compañeros de clase. Cuando el Colegio Santa María de los Rosales organiza una escapada, ellas se quedan en clase. “¡No sabes lo que nos costaría a todos los españoles cada una de estas salidas normales de la princesa de Asturias y de su hermana. El operativo de seguridad es complicado y muy caro, y conllevaría, además, molestias para el resto de los espectadores”, dicen desde Casa Real a la citada periodista.
Pero aunque se esfuerzan por hacer ver que la decisión se debe solo al presupuesto, la realidad parece ser bien distinta. Todo apunta a que es Letizia la persona que no quiere que las pequeñas hagan estas escapadas. Por todos es sabido que la Reina protege a sus hijas hasta el extremo. Controla cada uno de sus movimientos y evita a toda costa que las menores sea vean convertidas en noticia o que sean fotografiadas. Una sobreprotección que está ya traspasando todos los límites y que podría crear una brecha en su matrimonio con Felipe VI. Descubre los motivos.

La abismal diferencia entre padre e hijas


Don Felipe entiende mejor que nadie la realidad que viven sus hijas. Él también nació ocupando un importante cargo institucional. Sin embargo, el hecho de ser príncipe de Asturias no le impidió tener una vida como la del resto de gente de su edad. Tampoco sus hermanas, Elena y Cristina, se vieron afectadas por pertenecer a la familia real española. El monarca recibió su formación en el mismo colegio al que ahora acuden sus pequeñas, donde era un alumno más. Nadie hacía distinciones y sus padres vivían con naturalidad el hecho de que su hijo estuviera llamado a ser rey de España.
De hecho incluso hemos podido saber que el actual Rey hacía planes con sus amigos sin importar su condición. Una cotidianidad que, según Pilar Eyre, hizo que la seguridad de Felipe hablara con Sofía y Juan Carlos para que fuesen conscientes de lo que aquello suponía. “Cuando Felipe estudiaba en este mismo colegio, se empeñó en merendar con sus amigos en un bar del pueblo hasta que el jefe de seguridad solicitó entrevistarse con la Reina.“¿Sabe usted lo que nos cuesta que su alteza salga a merendar como un niño más? Cien mil pesetas”. Pero aún hay más.

La naturalidad de don Felipe


 Felipe VI no solo puede presumir de haber tenido una infancia normal pese a su apellido. Cuando fue creciendo y tomando sus decisiones, siempre apostó por la normalidad, por actuar igual que su grupo y no distinguirse de nadie. De hecho, completó su formación académica en Canadá y pasó por las aulas de una de las universidades públicas más prestigiosas de nuestras fronteras, la Autónoma de Madrid. También recibió instrucción en la Academia General Militar de Zaragoza.
Por si esto fuera poco, el actual jefe de Estado siempre pasaba los veranos en Mallorca y salía por los sitios de moda. Algo que hoy en día hacen sus sobrinos, Victoria Federica y Froilán. En la isla se empezó a interesar por la vela. Este hobby pronto se convirtió en algo más y hoy en día sigue participando en campeonatos de España. Además, incluso probó suerte en unos Juegos Olímpicos. Esto demuestra que se desenvuelve en grupo de la misma manera que el resto de personas anónimas.

El oscuro secreto que doña Sofía quiere esconder

 El oscuro secreto que doña Sofía quiere esconder sobre su matrimonio con don Juan Carlos